Snowden

5 cosas que la película de Snowden no aclara

Edward Snowden desató una crisis mundial exponiendo la fragilidad de la privacidad de nuestras comunicaciones en la era digital.

Así, dejó al descubierto a los gigantes de Internet, sacó los colores Obama y David Cameron, generó una crisis diplomática entre Ecuador y Estados Unidos, y puso en pie a los servicios de inteligencia más importantes del mundo.

Para ello, sólo necesitó 4 portátiles, una memoria USB y un cubo de Rubik. O, por lo menos eso es lo que se sabe hasta ahora.

Y es que aún quedan muchas cuestiones que resolver en la historia de Edward Snowden. Sin embargo, pensábamos que la película iba a resolver muchas de esas dudas que, a día de hoy, aún están en el aire, tal y como asegura Business Insider.

Es cierto que el film no está planteado como un documental o como la versión definitiva de la historia de este informante estadounidense, pero aún desconocemos el procedimiento que siguió para copiar los archivos secretos de la NSA o qué estuvo haciendo en Hong Kong antes de su encuentro con los periodistas.

A pesar de ello, y de todas las consecuencias políticas que eso supuso, sus partidarios aún creen que es posible un indulto presidencial. Pero antes de que eso ocurra (si es que termina sucediendo) Snowden tiene que cerrar algunas puertas de su pasado más reciente.

1. ¿Cuándo comenzó a robar archivos de la NSA?

El clímax de la película muestra cómo Snowden se descarga una serie de archivos secretos en una tarjeta SD en cuestión de minutos. Sin embargo, la realidad es más turbia. Y es que Snowden nunca ha llegado a revelar cómo fue el proceso.

Además, está el hecho de que en el film se muestre que el protagonista descargue los archivos en un sólo día. Y es que todo apunta a que Snowden empezó a copiar los archivos un año antes de que su encuentro con los periodistas en Hong Kong tuviera lugar, de acuerdo con un reportaje de Reuters.

Según el NYT, Snowden contaba con una herramienta automática para recoger los documentos de los servidores de la NSA mientras realizaba su rutina diaria.

2. Cuántos documentos se descargó

¿Los documentos revelados por Snowden se pueden contar en decenas de miles, cientos de miles o millones? Esta es una de las cuestiones que la película deja en el aire.

Snowden nunca ha dicho exactamente cuántos archivos tiene en su poder. Esto hace pensar que tiene más información guardada en algún lugar secreto.

Sin embargo, varias investigaciones aseguran que el número se aproxima a los 1,7 millones de documentos.

Sea cual sea esa cifra, está claro que es es bastante alta. Incluso, hay quien asegura que a día de hoy hemos visto menos de un 1% de lo que se descargó en su momento.

3. Qué hizo antes de su encuentro con la prensa

Una de las grandes incógnitas de la historia de Snowden es qué hizo antes de su encuentro con Glenn Greenwald y Laura Poitras en Hong Kong.

Sabemos que el informante se reunió con ambos periodistas en junio de 2013, y que The Guardian publicó el primer artículo sobre este tema el día 6 de ese mismo mes. Sin embargo, Snowden llegó a Hong Kong un 20 de mayo, y a día de hoy aún desconocemos qué hizo en los días previos.

Y es que hay un lapsus de 11 días en los que desconocemos qué es lo que hizo exactamente (desde que salió de Hawaii hasta su encuentro con Poitras y Greenwald).

Vladimir Putin admitió que sus diplomáticos estuvieron en contacto con Snowden mientras éste estuvo en Hong Kong, e incluso aseguró que éste había llegado a visitar el consulado ruso hasta en tres ocasiones.

Así que sabemos que Snowden llegó a Hong Kong el 20 de mayo, pero no pasó por el Hotel Mira. Qué hizo, dónde estuvo o con quién se reunió, sigue siendo una incógnita a día de hoy.

Sin embargo, si estuvo en la embajada rusa durante esos días, el resto de la historia podría cobrar sentido. De hecho, nos adelantaría cómo acabó en Moscú.

3. Qué hizo antes de su encuentro con la prensa

Una de las grandes incógnitas de la historia de Snowden es qué hizo antes de su encuentro con Glenn Greenwald y Laura Poitras en Hong Kong.

Sabemos que el informante se reunió con ambos periodistas en junio de 2013, y que The Guardian publicó el primer artículo sobre este tema el día 6 de ese mismo mes. Sin embargo, Snowden llegó a Hong Kong un 20 de mayo, y a día de hoy aún desconocemos qué hizo en los días previos.

Y es que hay un lapsus de 11 días en los que desconocemos qué es lo que hizo exactamente (desde que salió de Hawaii hasta su encuentro con Poitras y Greenwald).

Vladimir Putin admitió que sus diplomáticos estuvieron en contacto con Snowden mientras éste estuvo en Hong Kong, e incluso aseguró que éste había llegado a visitar el consulado ruso hasta en tres ocasiones.

Así que sabemos que Snowden llegó a Hong Kong el 20 de mayo, pero no pasó por el Hotel Mira. Qué hizo, dónde estuvo o con quién se reunió, sigue siendo una incógnita a día de hoy.

Sin embargo, si estuvo en la embajada rusa durante esos días, el resto de la historia podría cobrar sentido. De hecho, nos adelantaría cómo acabó en Moscú.

5. ¿Llevó los documentos con él?

Snowden sostiene que no llevó ninguno de los documentos con él después de su encuentro con los periodistas en Hong Kong.

“A partir de ahora no llevaré ningún archivo confidencial encima”, señala en la película.

Sin embargo, esto se contradice con una entrevista que ofreció al South China Morning Post dos días después de su encuentro con Greenwald y Poitras.

En definitiva, aunque la película de Snowden tenga cierta dosis de fiabilidad, aún deja unas cuantas cuestiones en el aire que nunca sabremos si llegarán a ser resueltas.

Artículo de  TicBeat