SEO

Técnicas útiles para mejorar el SEO desde el diseño web

Durante mucho tiempo, el diseño de las páginas web se basó principalmente en la apariencia gráfica. En la actualidad, la estética visual debe estar fundamentada en criterios comunicativos, cuyo objetivo principal es ser visto en la red. De nada serviría tener el portal más bonito y creativo si nadie puede verlo.

En este punto, los expertos del marketing digital intervienen en el proceso de creación de los sitios web. No solo para que sean atractivos y técnicamente fáciles de utilizar, sino para que puedan ser localizados rápidamente entre una gran variedad de páginas en Internet. Esto lo consiguen ofreciendo alternativas informativas orientadas a los objetivos de las empresas.

Esta combinación de factores es lo que permite la optimización para los motores de búsqueda, o SEO (Search Engine Optimization). Con un buen SEO, cualquier página web puede mejorar su visibilidad en los resultados de las consultas de Google.

Punto clave: el comportamiento del internauta

Para que la estrategia de marketing digital funcione a partir del diseño web, es importante que se ofrezca información que forme parte del interés de búsqueda de un grupo de usuarios. La meta es que aparezca el portal en los primeros lugares de la página de resultados y lo conviertan en una preferencia para la persona que hizo la consulta.

Agencias de marketing online como La Teva Web, especializadas en diseño web, advierten sobre este poderoso efecto. Básicamente, el diseño web y el SEO se centran en el comportamiento del usuario en Internet. De ahí la importancia de que un portal esté donde lo puedan ver.

Para explicar cómo funciona el SEO, si se busca en Google “Iglesias de Barcelona”, por ejemplo, el buscador hará una interpretación técnica en su base de datos virtual, para determinar qué páginas tienen la mayor y mejor información para ese usuario. Un diseño con contenido SEO optimizado encabezará el ranking automático entre los sitios web relacionados, antes de mostrar los resultados.

Los hábitos y preferencias del usuario se miden para predecir el próximo movimiento, como el acceso a enlaces y páginas visitadas, interacción con el contenido y el tiempo de permanencia en una web.

Factores internos y externos que favorecen el SEO

Hay diferentes factores para mejorar la visibilidad de una página web.

Internamente, la calidad del contenido otorga un valor importante en la búsqueda, medido a través de programas informáticospor su relevancia y originalidad. También se tiene en cuenta la extensión y que satisfaga las necesidades de los lectores. La relevancia del tema permite incluirlo en un índice de búsqueda, mientras que para aumentar la popularidad del texto es necesario emplear palabras clave que puedan ser solicitadas por los internautas que buscan la información.

El uso de etiquetas de código interno permite catalogar la página mediante la temática y la descripción, además de la utilización de enlaces que lleven a otra página relacionada con un artículo localizado en el archivo del mismo sitio, y que sirva de complemento para el usuario.

Existen factores externos a la página web que pueden mejorar su posicionamiento y que funcionan, principalmente, como elementos de promoción. Uno de ellos son los enlaces ubicados en otros portales que direccionen al usuario de vuelta al blog propio, además de la participación en foros con temática relacionada, o escribir artículos en otros sitios como una manera de captar visitas.

Otra estrategia es conseguir promoción a través de las redes sociales, tanto en páginas compartidas en Facebook como en los links de Twitter.

Todas estas prácticas pueden marcar la diferencia entre posicionarse en la primera página de resultados de Google, estar más atrás o no aparecer.

Preferencia en el diseño responsive

Con la gran cantidad de dispositivos existentes que cuentan con acceso a servicios de navegación, fijos o móviles, es importante crear diseños de páginas ajustables. A esta modalidad se la conoce como diseño responsive. Consiste en la capacidad de los sitios web para adaptar su apariencia en los ordenadores, portátiles, libros electrónicos, tabletas y móviles inteligentes, utilizando siempre la misma URL.

Esta adaptabilidad también mejora el SEO de la página, al ser catalogado como un beneficio para el usuario por su flexibilidad, sin causar distorsiones visuales entre un dispositivo y otro. Además, mejora la interactividad con el visitante y facilita la navegación.

Dado que los smartphones y otros dispositivos están a la vanguardia tecnológica, es necesario que el diseño de las webs se ajuste a estos formatos para mejorar la experiencia e imagen de la empresa.

Optimizar la ubicación de una página web durante las búsquedas por Internet se ha convertido en una prioridad del marketing empresarial digital. Las estadísticas señalan que el 90% de los usuarios de Google hacen clic en la primera página de los resultados, de los cuales un 30% lo hace en la primera opción. Esta es la importancia del diseño web y el SEO.

 

Fuente: ElDigitalDeAsturios.com